domingo, mayo 19, 2024
Internacionales

Milei inauguró busto de Carlos Menem en la Casa Rosada: “Fue el mejor presidente de los últimos 40 años”

En el ingreso a la Casa Rosada, en el centro del Salón de Honor, el busto de Carlos Saúl Menem sonríe de manera inconfundible. Su escultura es la única de la veintena imágenes de presidentes que no luce seria ni solemne.

La obra de Fernando Pugliese que Javier Milei inauguró este martes reemplazó a otra escultura del mismo artista: el busto de Néstor Kirchner, que fue corrido a un costado de la Escalera Italia que jamás transita el Presidente. La parábola que grafica la historia pendular del país y la paradoja de que ni éste ni el anterior gobierno cumplen con el Decreto 1872/2006 que firmó el mandatario santacruceño para los bustos sean ubicados en orden cronológico, aunque falten los de Isabel Perón y Fernando de la Rúa.

A exactamente 35 años del triunfo de Menem en las elecciones de 1989, el presidente argentino inauguró el mármol del mandatario riojano al que volvió a definir como “el mejor presidente de la historia”. El mármol había sido encargado durante la administración de Alberto Fernández, quien deberá esperar por lo menos hasta 2031 para llegar al mismo salón.

La pandemia, primero, y la muerte del propio Menem, en 2021, impidieron la reivindicación del riojano y el busto -donado por el artista, pero financiado por Eduardo Eurnekian, ex empleador del ahora Presidente en AA2000- quedó guardado en el depósito del Museo del Bicentenario, que ahora recuperó su nombre de Museo Casa Rosada.

Milei se mira en el espejo de Menem, cuyo retrato ya había colocado en el renombrado Salón de los Próceres, ex Salón de las Mujeres. Durante la elegía a sobre el fallecido presidente trazó supuestas coincidencias entre su fulgurante aparición en la vida pública y la del tres veces gobernador, dos veces presidente y tres veces senador.

“Su primer cargo público fue gobernador, no tuvo escala previa en el Estado, no fue subsecretario, ni asesor, ni director, ni viceministro, ni diputado, ni ninguna otra cosa. Directo a la gobernación. Esto describe, en parte, su audacia”, señaló.

Lo aplaudían en primera fila la primera plana del Gobierno; Zulemita y Eduardo Menem, los otros dos oradores del acto; y una decena de ex funcionarios icónicos del menemismo que volvieron a pisar la Casa Rosada después de muchos años.

Diario Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *